fbpx
Nimes sur de Francia

Los aficionados a la historia no pueden evitar la visita de Nimes cuyos orígenes se remontan al siglo VI aC. Muchos restos de la época romana, como el anfiteatro, la Maison Carrée o el Templo de Diana, serán la oportunidad de descubrir el antiguo período de esta hermosa ciudad. Para comprender la historia de la ciudad medieval en los tiempos modernos, es esencial desviarse del antiguo museo de Nîmes.

El principal atractivo de la ciudad es su anfiteatro, que desde 1863 se ha transformado en un escenario. Alberga corridas de toros, carreras de camargue y muchos eventos culturales.

Situada entre el Mediterráneo y las montañas de Cévennes, la ciudad está llena de especialidades culinarias. Tómese el tiempo para degustar la famosa marca de bacalao, tapenade o el pequeño paté Nîmois cuya tapa esconde un delicioso relleno de ternera y cerdo.